Bacalao Men, sabor Caraqueño para el mundo

Estos trabajos, en mi humilde opinión, deben formar parte de cualquier colección afronáutica, hace poco leí un post en Salsa Global, un excelente blog, con aportes variopintos de grandes estudiosos de la salsa, y en el que junto con la 33 y otras bandas salseras modernas, en las que tambien me gustaría incluir a la Orquesta el Macabeo, introducen un concepto que para mí es bien importante: la Neotradition de la Salsa. Allí mencionaban a estos caraqueños que hacen una música bien interesante: Bacalao Men.



Esta agrupación nace en el año 1999, cuando Pablo Estacio invita a unos amigos músicos a formar un grupo de songo. La formación primera constara de tres músicos, Sebastián Araujo a la batería, Aurelio Martínez al Saxo y Pablo Estacio en el Bajo y Voz. A los pocos días de trabajo, de los ensayos empiezan a surgir las primeras atmósferas y estructuras musicales que darán pie a las primeras presentaciones en Caracas. A partir de ese momento se consolida la idea musical y la formación se enriquece al integrarse al proyecto el Dj Hernia; Vladimir Rivero, legendario percusionista de la salsa caraqueña y Rafael Gómez, guitarrista de Lapamariposa.



Con nuevos integrantes, y un repertorio muy original se inicia una etapa de conciertos en distintos locales de la ciudad y en el interior de Venezuela donde la banda se da a conocer cada vez más.

El material que se engendra en esta primera etapa se convierte en su primer disco, una producción independiente que sale bajo el nombre de Bacalao Men (2001). La particular propuesta sonora que se encuentra en este trabajo surge primeramente de un gusto salvaje por la salsa y por las cadencias caribeñas, pero que esta cargada también de ruidos reciclados y texturas electrónicas. Suenan en la radio del país temas como la Cucaracha (un songo psicodélico) o Vitaminas (hip-hop con bugalú), también Biología Marina (ritmo patanemo) y el Vigilante.



Tras ese tiempo de promoción, el grupo logra importantes reconocimientos en Venezuela como lo fueron los premios a Banda Revelación y Mejor Grupo Joven, otorgados por la Casa del Artista de Venezuela. También la Fundación Nuevas Bandas premió a la agrupación con los galardones de Mejor Disco del Año, Mejor Producción, Mejor Grabación y Mejor Baterista. Conciertos y participación en festivales fuera del país fueron el resultado de esta etapa. También la participación en grabaciones y la producción de discos con otros artistas mantuvieron en constante actividad a sus integrantes. Ya para este tiempo Bacalao es un grupo de referencia en el ambiente caraqueño, el primer trabajo discográfico trasciende por ser un disco que se comercializa con éxito teniendo características de producto experimental.

Cambios importantes en la formación de la banda se empiezan a gestar a partir esta primera etapa. Se integran nuevos músicos a la propuesta, entre ellos el percusionista Tomás Fajardo, fundador de la Lapamariposa y músico de larga trayectoria en la investigación de la percusión afrocaribeña. Entran a el grupo el tecladista Eddie Cisneros con varios años de experiencia en la escena caraqueña y el saxofón de primera línea de Julio Andrade. Por último entran a formar parte de Bacalao los guitarristas Rigel Michelena y Gustavo Guerrero, quien termina como guitarrista estable en la formación. De esta manera se transforma el sonido de la banda, pero se mantiene como elemento común una inspiración controlada, casi siempre por los contrastes que ampara la libertad musical.



El Nuevo Bugalú (2005), es el nombre del segundo disco de Bacalao que se edita de también de forma independiente. El disco concentra pequeñas crónicas a través de canciones, el grupo va expandiendo su sonido y renovando su repertorio, caracterizado por el uso de una semántica autóctona acerca de la ciudad, la religión, el amor, la resaca y el estrés.


En su más reciente producción, Sabaneando, (2011) Bacalao Men sigue explorando las calles del sabor afrolatino, mezclado, revuelto y condimentado con texturas eléctricas y punzantes. Es importante el aporte del guitarra Gustavo Guerrero, que nos deja escuchar el inseparable vínculo entre Arsenio Rodriguez y Pete Townshend, así como una poderosa dupla de vientos, trombón y saxo, que con sus melodías nos teletransporta inmediatamente a un planeta salsero de los setenta, bastante marciano, sin embargo.

Este disco, grabado en Caracas entre 2008 y 2010, es publicado por los sellos Independientes Pilla Records y Esperanto. Contiene doce temas que se pasean por el songo, la salsa, el funk, el hip-hop y el bolero. Participan como invitados grandes panas de la escena caraqueña, como Victor Mestas, José Miguel "Chemi" Gutierrez, Juan José Verde, José Ramoncini, Ezequiel Serrano, Pedro Vásquez y El Nigga entre otros.




Hoy queremos dejarles un paquete con los tres trabajos, para que no se quede con las ganas de bailar con Bacalao Men y quede a la espera de su cuarto trabajo, que al parecer, ya está en la cocina. 

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Afronautas Especial CIRCULART 2015

Bioritmo en vivo en "Tiny Desk Concerts" de NPR (2014)